sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 01:58
Usuario
Bienvenido
T 22°C H 28%

Secuestraron cartas personales y fotografías en la casa donde vivía el cura Juan Viroche

15/10/2016 06:23 hs
Peritos de Gendarmería Nacional no habrían encontrado indicios que permita sospechar que se trató de un homicidio. ¿Lo indujeron a suicidarse?

Peritos de Gendarmería Nacional revisaron durante más de 10 horas la parroquia Nuestra Señora del Valle en La Florida. Secuestraron cartas personales y fotografías en la casa donde vivía el padre Juan Viroche. Por la tarde de ayer, exhumaron el cuerpo del cura y lo llevaron nuevamente a la morgue.


Mientras los peritos de Gendarmería Nacional realizaban pericias en el marco de la causa de la muerte del padre Juan Viroche, en la Justicia se encontraba un indicio que llamó la atención de los investigadores: sí se denunció el robo de la corona de la Virgen de la parroquia de Nuestra Señora del Valle en enero pasado.

 

Los vecinos, sacerdotes y legisladores de la Comisión de Derechos Humanos habían advertido públicamente de esa situación, pero no estaba confirmado que se haya realizado la denuncia y, hasta el momento, esa información sólo tenía cuerpo de rumor.

 

Según sus dichos, ese hurto fue un mensaje con tinte mafioso como consecuencia de las denuncias que había realizado el cura contra los narcos que les vendían drogas a los jóvenes de La Florida y de Delfín Gallo, entre otras localidades del este tucumano.

 

El padre Juan, en su Facebook, el 9 de septiembre publicó: "advertía que venían tiempos difíciles y que las cosa no se iba a solucionar como arte de magia ni milagrosamente, pocos escucharon y hasta hubo burlas, después se hizo una marcha en la sede parroquial por el robo de la corona de la Virgen que lejos de ser un robo fue una amenaza disfrazada de robo, me dijo la Policía y varios de la comunidad parroquial...".

 

El hecho de que se haya realizado la denuncia policial del robo no es un dato menor para el fiscal Diego López Ávila, que lleva adelante una investigación para determinar si el sacerdote fue víctima de un crimen, si se suicidó o si fue inducido a quitarse la vida por las denuncias que realizó en contra de los "transas" en los últimos tiempos, cuenta lagaceta.

 

También se está analizando hipótesis de la línea sentimental, ya que en las últimas horas salieron a la luz al menos tres relaciones que habría mantenido el sacerdote con mujeres. Se cree que el padre Juan estaba siendo amenazado por parientes de una de ellas. Se conoció además que el cura había sufrido al menos un escrache en Facebook. Un desconocido lo acusó en su muro de haber embarazado a una joven.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...