sábado 10, diciembre 2016 | Actualizado 09:43
Usuario
Bienvenido
T 25°C H 33%

De promesa del fútbol a asesino: la historia del joven que mató a Miriam Coppolillo

06/10/2016 15:20 hs
Se llama Leandro "El Pony" Chazarreta y tiene 18 años. Estuvo muy cerca de jugar en la Primera de Almagro.
El crimen de Miriam Coppolillo, la mujer que fue asesinada en El Palomar, sacó a la luz una increíble historia de vida: Leandro "El Pony" Chazarreta, acusado por el crimen, estuvo a punto de jugar al fútbol profesionalmente.

Comenzó en Almagro a los 6 años. Cuando llegó a cancha grande empezó a jugar en la posición de enganche. Quienes los vieron aseguran que tenía un enorme futuro y hasta comparaban su pegada con la de Juan Román Riquelme.

No obstante, con el tiempo equivocó el camino y hoy su vida está marcada por el delito y la muerte. En el marco de la investigación por la muerte de Miriam, allanaron la casa de "Pony", donde encontraron un chaleco antibalas y una pistola calibre 40.

Leandro Chazarreta integra una banda de delincuentes conocida como "La Banda del Monoblock 17", que se dedica a robar autos, celulares y que sembró el terror en el barrio Carlos Gardel.

Cuando estaba en Almagro, Chazarreta dejó de jugar en varios periodos, ya que siempre estuvo ligado a la pobreza y al delito. Los dirigentes y sus entrenadores hicieron muchos intentos por enderezar su camino, pero nunca pudieron.

"Pibe ¿vos qué querés para tu vida? ¿La pistola o la pelota? Si es la pistola, te vas de acá. Si es la pelota, tomá la responsabilidad que vas a jugar... te sobran condiciones", le dijo una vez Daniel Rodríguez, su técnico en sexta división.

En 2013 recibió un disparo y tuvo que parar de jugar. Logró recuperarse y volvió a las canchas, pero en 2014 tuvo una recaída: lo acusaron de un homicidio e ingresó a un instituto de menores. Luego se comprobó que no tenía vínculo con el hecho y fue liberado.

A pesar de que sus compañeros y entrenadores lo recibieron de buena manera, en 2015, luego de jugar nueve meses, volvió a desaparecer. "Ya nos habíamos enterado de que no estaba durmiendo en su casa porque andaba con problemas. Jugaba muy bien. Miguel Ángel Tojo, que había sido el entrenador Sub 17 de la Selección, cuando fue coordinador de nuestro club decía que Pony era su favorito, y al que más futuro le veía", dijo Matías Lafalce, directivo a cargo del fútbol amateur de Almagro.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...