miércoles 28, septiembre 2016 | Actualizado 20:54
Usuario
Bienvenido
T 14°C H 71%
Hombre cercano

¿Quién es Walter Edgardo Carbone, el ex funcionario de Daniel Scioli dueño del dragón?

15/09/2016 07:13 hs
El hallazgo de la extraña caja fuerte generó gran revuelo en el mundo de la política. Detalles del dueño.
El hallazgo de una caja fuerte adentro de una estructura con forma de dragón en la casa de un ex funcionario vinculado con Daniel Scioli generó gran revuelo en el mundo de la política. ¿Quién es Walter Edgardo Carbone, el dueño de la propiedad?

Carbone fue subsecretario administrativo de la Jefatura de Gabinete bajo las órdenes de Alberto Pérez. Tiene 45 años, es de Lomas de Zamora y licenciado en Relaciones Internacionales.


Junto a Pérez está investigado por el manejo de los gastos de campaña de Scioli, a partir de la denuncia realizada por Elisa Carrió. Su firma se encuentra en varias de las facturas presentadas como prueba.


      Embed

Además, está bajo la mirada de la Justicia por uso irregular de fondos públicos durante la última gestión de la provincia de Buenos Aires. En la causa se acusa a un grupo de ex funcionarios de haber desviado 20 millones de pesos entre 2014 y 2015.


Silvina, la esposa de Carbone, trabaja en la Defensoría del Pueblo y su prima Aldana formó parte del equipo del Ministerio del Interior y Transporte hasta diciembre de 2015, informó el diario Perfil.


Tres meses antes de dejar su cargo, en septiembre de 2015, Carbone creó una sociedad denominada E-Revolution Commerce S.A. junto al comerciante Damian Adducci. La empresa se dedica a la venta de productos de la construcción y del hogar.


Esta no es la primera vez que se lanza con un emprendimiento propio por fuera de la política. En 2006, el ex funcionario fue dueño de un locutorio ubicado en Salguero 365 (CABA). En el negocio tenía como socio al ex diputado del FpV y ex subsecretario de Relaciones Institucionales en la gestión de Scioli, Martín Cosentino Moreto.

TAGS
walter carbone, daniel scioli, dragon de ex funcionario de scioli,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...