sábado 01, octubre 2016 | Actualizado 09:05
Usuario
Bienvenido
T 14°C H 76%
Detenido y desplazado

Jefe de la banda de gendarmes boqueteros era supervisor de Protección Ciudadana de Lanús

14/09/2016 11:45 hs
La banda fue desbaratada en Pompeya cuando intentaron asaltar una casa de insumos agropecuarios. 
Una banda delictiva de gendarmes boqueteros fue capturada en Nueva Pompeya, cuando planeaban un nuevo golpe a una forrajería. El jefe del grupo, llamado Mario Andino, era supervisor de Protección Ciudadana de Lanús.


Desde el muncipio de Lanús confirmaron a través de un comunicado que el sindicado como líder de la banda, Mario Andino, prestaba servicio en el Municipio y fue separado del cargo tras el hecho, según el portal Inforregión.

 

"De manera inmediata al tomar conocimiento del hecho la secretaría de Seguridad local lo separó de su cargo, iniciando las acciones correspondientes para cesar el contrato del mismo", señalaron y precisaron que Andino "ingresó al municipio el 2 de enero del año 2015 en el área de protección ciudadana durante la gestión del ex intendente Darío Díaz Pérez".

 

"Pediremos las explicaciones del caso al ex intendente y sus funcionarios por haber efectuado la contratación de dicho agente", completaron.



La detención

 

Las detenciones se concretaron ayer tras una pesquisa iniciada por la Unidad Investigaciones Federales de la Policía Federal (PFA), que seguía los pasos de una banda acusada de robar en distintos comercios de la zona de Villa Pompeya, bajo la modalidad "escruche".

 

Las investigaciones de la PFA revelaron que la banda planeaba un golpe en un depósito de materiales de forrajería situado en Gual al 2600, entre General Fructuoso Rivera y Corrales, donde funciona una de las sucursales de la empresa Villa Nueva SA.

 

La Policía había descubierto que los asaltantes contaban con la asistencia de personal de una fuerza de seguridad como "custodia" de la zona para poder entrar al depósito con tranquilidad y revisar el interior en busca de dinero o elementos con valor de reventa.

 

Se encontraron varios vehículos apostados en la zona con los gendarmes como "campana", mientras que entre dos y tres delincuentes más ya habían subido al techo del depósito, habían hecho un agujero en una chapa y en esos momentos recorrían el interior del comercio.

 

Sin embargo, tan pronto como notaron la presencia policial estos subieron por el mismo lugar por el que habían entrado y, sin alcanzar a robar nada, escaparon por los techos de las viviendas vecinas.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...