miércoles 28, septiembre 2016 | Actualizado 10:38
Usuario
Bienvenido
T 21°C H 49%
¡Arde Tele!

Amalia Granata rompió el silencio: "Cuando me enteré me agarró taquicardia y no sentía las piernas"

10/09/2016 17:23 hs
La panelista habló por primera vez del hecho de infidelidad que sufrió y salió a luz.

Amalia Granata pasó una semana muy complicada. Mientras está embarazada de seis meses, se enteró que su pareja le había sido infiel y eso llegó a los medios.


Por primera vez, la panelista habló del hecho y contó con detalles cómo se enteró de la infidelidad, en el programa radial de Marcelo Polino.


"Me empezó a agarrar taquicardia y se me aflojaron las piernas", recordó Granata. Rápidamente lo llamó a Squarzon y le dijo: "Pasó esto, cuando esté más tranquila, hablamos".


Luego, contó que volvió a su casa y llevó a su hija Uma Fabbiani a la casa de su suegra para asegurarse de que no se enterara nada.


"Hasta no saber bien qué estaba pasando, si las fotos eran viejas, quién era esa persona... Aunque ya desde el momento que te llama alguien de la televisión, algo hay. Sino, no te llaman", continuó, haciendo referencia al llamado que recibió de la productora de Canal 9 informándole el material que les había llegado.


Más tarde, el empresario llegó a la casa donde conviven. "Me dijo: 'Me baño y hablamos', me dijo. Y me contó todo la verdad. Porque yo no soy boluda, y sé cuándo me mienten y cuándo no", indicó.


"'Me mandé la cagada de mi vida y te pido perdón. Hago lo que vos digas: me voy ahora, en una semana, lo que digas'. Pero yo nunca pensé en separarme. No está en discusión la cagada que se mandó Leo. Él es culpable, entre comillas. Y se hizo cargo. Pero hablar de culpas y de que yo lo perdoné... En su momento lo perdonará Dios. Y se le dará una segunda oportunidad a la relación", explicó.


Y por último, finalicó: "La responsabilidad es de él, pero esto es algo de a dos. Yo me había enfocado en mi trabajo...", dijo justificando la situación y aseguró que ambos están "muy enamorados".

TAGS
amalia granata, leonardo squarzon,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...