domingo 25, septiembre 2016 | Actualizado 14:24
Usuario
Bienvenido
T 16°C H 67%
Desgarrador

La dramática historia de Carolina Ester Pavón, una argentina que se fue vivir a Egipto y no la dejan volver

05/09/2016 21:52 hs
Carolina Pavón nació en Misiones, se casó con un egipcio del que se divorció y tiene dos hijas, pero no puede volver a la Argentina.

La historia de la misionera Carolina Pavón de 40 años comenzó mientras cursaba la carrera de Antropología en la Universidad Nacional de Misiones, en 2002, y decidió realizar un viaje a El Cairo. Fue allí donde conoció a un contador egipcio llamado Amud Abdasala, con quien se casó al año siguiente.


Luego de la boda, ambos viajaron a Buenos Aires, donde vivieron un corto tiempo y donde nació su primera hija en 2004. Al poco tiempo, como su marido no conseguía adaptarse al régimen laboral, regresaron a El Cairo. Ella consiguió trabajo y fue mamá por segunda vez.


"Tuve que adaptarme a una nueva vida, a una sociedad machista que me obligó a cambiar de ropa, a otras costumbres. La religión musulmana reprime derechos elementales vigentes en Occidente. De pronto mi esposo comenzó a ponerse violento, no me dejaba salir de la casa, me golpeaba, maltrataba, considerándome de su exclusiva propiedad", contó a Radio News de Posadas.


"La situación se puso demasiado tensa. Pude escapar para refugiarme en la residencia de unos amigos extranjeros, sobre el Mediterráneo, en un barrio cercano a Alejandría que está habitado en su mayoría por diplomáticos. Para hacer frente a mis gastos, hago tareas domésticas, lavo, cocino y cuido a un anciano que padece de varias enfermedades", agregó.


Las hijas viven con el padre, quien puso todo tipo de restricciones. "No me deja verlas. Estoy aterrorizada, desesperada. Quiero volver a la Argentina, pero tampoco puedo porque las leyes de Egipto me lo impiden. Comuniqué el caso a la Embajada argentina y ahora pido al gobierno de Misiones, donde nací, que haga algo en mi favor", finalizó.

TAGS
historia de un argentina en egipto,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...